LAS TETINAS. ESCOGER EL CHUPETE Y EL BIBERÓN ADECUADOS PARA EL BEBÉ

Frente a la gran diversidad de chupetes y biberones que nos encontramos en las parafarmacias, uno se pregunta cuál será la mejor elección para su bebé. La realidad es que no hay una elección clara, pero sí una necesidad de conocer e informarse sobre las diferentes opciones que se nos presentan y decidir, junto con el bebé, cuál es la mejor para él o ella. De hecho, y por muchas vueltas que le demos, muy probablemente la decisión final la tomarán los más pequeños según sus gustos y preferencias.

Existen diferentes tetinas en función de su forma:

TETINA REDONDA

Es la más antigua de las tetinas, la de toda la vida, que simula la forma del pezón de la madre.

EnmifarmaciaTetinaRedondaChupeteEnmifarmaciaTetinaRedondaBiberon

TETINA ANATÓMICA

La tetina anatómica apareció posteriormente en el mercado cuando se descubrió que el pezón de la madre cambia de forma durante la lactancia y se adapta a la boca del niño, así como a la succión y a la actividad motora. Así, las tetinas anatómicas tienen una forma que encaja mejor con el paladar del bebé.

EnmifarmaciaTetinaAnatomicaBiberonEnmifarmaciaTetinaAnatomicaChupete

Muchos padres tienen dudas sobre las consecuencias del uso del chupete en posición incorrecta. En general, las tetinas anatómicas de los chupetes suelen ser lo suficientemente flexibles para que el pequeño solo tenga que ejercer una leve presión en la boca para poder darle la vuelta. En cualquier caso, si el niño le da la vuelta al chupete de vez en cuando, no hay riesgo de desplazamiento de los dientes o de deformación de la mandíbula. Todo lo contrario sucede con el acto de chuparse el dedo, cuyos efectos perjudiciales sobre la formación de la boca del pequeño coinciden todos los expertos.

Existen, también, diferentes tetinas en función del material del que están hechas: látex o silicona.

TETINAS DE LÁTEX

Las tetinas de látex están fabricadas con látex de caucho natural. Se trata de un material elástico y muy resistente, que es especialmente recomendado a partir del comienzo de la dentición debido a la resistencia que presenta frente a posibles mordeduras o constantes incisiones en el caso de los chupetes. Por otro lado, es un material que se desgasta más rápidamente con la temperatura y la luz del sol, por lo que debemos protegerlo cuando no se está usando. El látex presenta modificaciones de forma y color a medida que avanza su uso; estos cambios nos darán información para conocer el estado del chupete y/o biberón y proceder a su recambio, recomendado al cabo de uno o dos meses (máximo).

IMG_6572

TETINAS DE SILICONA

El otro material utilizado en las tetinas de biberones y chupetes es la silicona médica, un material sintético de un color transparente especialmente resistente a la temperatura, la luz solar y la grasa pero que no resulta tan resistente como el látex a la dentición. Generalmente, se aconseja el uso de las tetinas de silicona en los recién nacidos y hasta los 4-6 meses, cuando aparecen los primeros dientes. Es un material que se caracteriza por ser indeformable, inodoro e insípido, por este motivo será más difícil reconocer cuándo necesita ser cambiado. El chupete de silicona debe ser reemplazado en cuanto aparecen las primeras marcas de dientes o cualquier otra ‘deficiencia’.

IMG_6569

En cualquiera de los casos anteriores, sea el chupete de látex o de silicona, es recomendable sustituir el chupete antes de lo indicado si el pequeño coge un resfriado o una infección de garganta, para evitar que se vuelva a contaminar.

Antes de usar el chupete por primera vez, es importante lavarlo bien con un jabón líquido suave, hervirlo durante unos 5 minutos y dejar que se seque. Si se ensucia, es conveniente enjuagarlo bien con agua corriente, y no es recomendable que se limpie metiéndose en la boca de los padres; las bacterias culpables de la caries podrían transmitirse al pequeño. Exactamente lo mismo ocurre con las tetinas. Además, una vez usadas, las tetinas no deben lavarse en el lavavajillas, ya que se podría dañar el material.

Cuando el bebé se ha acostumbrado a una tetina de silicona, insípida, a veces, cuesta cambiársela por una de látex, con un ligero sabor al que el bebé no está acostumbrado. Si le cuesta aceptarla debido al sabor, podéis probar de hervir la tetina en leche durante tres minutos. De esta manera, se neutraliza el sabor de la tetina, aunque sí que es verdad que el contenido graso de la leche también provoca que esta tetina se desgaste más rápido de lo habitual.

Es importante, también, saber que a medida que el bebé crece, hay que adaptar el chupete y el biberón a su talla correspondiente.

Encontraréis diferentes tipos de chupetes y de biberones, de las mejores marcas, en nuestra parafarmacia online,

LogoEnmifarmacia

Anuncios

¿Quiéres dejarnos un comentario?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s